YOGA ES COMO LA MÚSICA

por Rachel Wainright, Profesora de Yoga y Fundadora de Exhale Yoga Retreats

 “El yoga es como la música: el ritmo del cuerpo, la melodía de la mente y la armonía del alma
crean la sinfonía de la vida.” 
― B.K.S. Iyengar

Cuando yo era jovencita, para librarme de mis preocupaciones me ponía a bailar en mi habitación con la música a tope. Escuchaba una variedad de canciones apasionadas y positivas, como por ejemplo «Everything’s Gonna be Alright de Bob Marley, «What a Feeling» de Irene Cara, «Don’t Stop Believing» de Journey, «That’s the Way Love Goes» de Janet Jackson o «Changes» de Tupac. Escuchar música y bailar cambiaban mi estado mental y me hacían creer que todo iba «a salir bien»,  situándome en un estado de amor.A la medida que me iba haciendo mayor, subió el volumen de mis pensamientos y empecé a dejar de bailar.

Cuando me di cuenta que había perdido el ritmo de la vida probé esto a lo que llaman Yoga que, según me enteré, era curativo. Tal como a una polilla le atrae la luz, lo mismo me pasó a mí con la práctica de yoga. Y el dedicarme cuerpo y alma a la práctica de yoga hizo bajar el volumen de mis pensamientos y mi corazón empezó a latir más fuerte, pudiendo yo entonces oír lo que me decía.Y fue entonces que empecé a estudiar la filosofía del yoga en profundidad y a practicar los principios de las Yamas y Niyamas. Me di cuenta que no puedo controlar lo que ocurre a mi alrededor, pero lo que sí puedo hacer es tener control absoluto de cómo me siento. Estas pautas me inspiraron a tomar las riendas de mi vida y a elegir actitudes, pensamientos y acciones capacitadoras. No soy muy dada a seguir las reglas, así que entiendo que no se trata de hacer las cosas bien o mal. Se trata nada más que de elegir bien en ese momento para poder sentirme en armonía en esa situación. La vida es un gran regalo y estar en el momento presente nos ayuda a adaptarnos con sensatez y sabiduría y a manejar cualquier situación con más aceptación.  Al concienciarme de lo que acabo de decir, me dejé fluir con naturalidad y  me encontré de nuevo bailando.

Mi pasión por los Yamas y Niyamas me llevaron a añadir estos principios vitales y enriquecedores a los programas de los retiros de yoga que realizo. Cada Clase de yoga empieza con la presentación de un Yama o Niyama. A lo largo de las clases se van mezclando ejercicios de escribir, debates grupales y filosofía, lo que profundiza la concienciación de los participantes y les sirve de inspiración para tomar las riendas de sus vidas. Les ayuda a desarrollar habilidades para poder elegir actitudes, pensamientos y acciones que les fortalecerán.  Esto ha añadido profundidad a la vivencia de los participantes y ha creado una transformación más profunda en cada uno de ellos. 

                                © Jules Seaman / Exhale Yoga Retreats

A continuación, y desde una óptica contemporánea, una mirada a  los Yamas y Niyamas. En los Exhale Yoga Retreats,  se debaten profundamente estos tópicos en el grupo lo que contribuye a la transformación que experimenta cada uno.

LOS YAMAS

Ahimsa / La No Violencia

Presta atención cuando vayas con prisas, cuando te estés presionando o cuando estés siendo duro contigo mismo. Esta actitud mental conduce a la agresión exterior, tal como energía reactiva dañina, pensamientos y/o palabras.  Podemos elegir actuar, cambiar la historia que nos estamos contando a nosotros mismos. La gratitud es la manera más fácil y más rápida para dar un giro hacia la compasión, aligerando así el corazón. Cuanto más amable seas contigo mismo, más disfrutarán de tu compañía quienes estén a tu alrededor.

Satya / Veracidad 

El dolor que hemos sufrido en el pasado nos ha hecho construir barreras alrededor de nuestros corazones, bloqueando el paso de la luz hacia nuestro interiore impidiendo su salida. Nuestra práctica nos anima a abrir el corazón, para poder mostrar nuestra verdad a todos y vivir con más autenticidad. Mantener nuestra verdad encerrada puede hacernos sentir que estamos conteniendo la respiración, hasta que llegamos a un punto en que explotamos y empezamos a decir o a hacer cosas que  causan daño. Expresa tu verdad con un corazón sincero, eligiendo palabras amables y acciones conscientes.

Asteya / No robar 

Al estar presionándonos nos estamos apropiándonos de nuestro propio entusiasmo. El auto-sabotaje, falta de creencia en uno mismo, la baja autoestima, los juicios de valor, las críticas y el empeño constante de alcanzar la perfección son todas ellas formas de auto-lastimarse. Corremos hacía la cosa siguiente sin tiempo de procesar la última lo que puede que sea el robo más grande que cometemos. Necesitamos tiempo para descansar y reflexionar; para contemplar que lo que vivimos y permitir que esas vivencias se integren en nosotros.

Brahmacharya / No Exceso  

El exceso nos sobrecarga, nos extralimita, nos aparta de nosotros mismos. El contemplarlo todo como terreno valioso y querido nos equilibra, trayéndonos de vuelta a nuestro centro. Necesitamos centrarnos en hacer menos y en ser felices solo con estar. Crea espacio para disfrutar más. Con una actitud de gratitud por lo que tienes, los excesos no son necesarios. Cultiva la vitalidad a través de enfocar los sentimientos que te nutren, en lugar de los que te merman.

Aparigraha / No Posesividad

Sentir que no tenemos lo suficiente, promueve el sobre consumo: Acumular, sobre alimentarse, la necesitad de controlar, o la necesidad de estar siempre ocupado con el trabajo. Nuestros apegos nos hacen cautivos de nosotros mismos – elegimos esos apegos a la libertad.  ¡A lo que nos aferramos empezará a aferrarse a nosotros; lo que poseemos comienza a poseernos! Practica dejar ir sea lo que sea a lo que estás aferrado tan fuerte que te está poseyendo. Deshazte de objetos, cosas físicas, relaciones tóxicas, viejas ideas, malos hábitos y cualquier cosa que no sirve de apoyo a tu lado bueno. La gratitud convierte lo que tenemos en abundancia.

LOS NIYAMAS

Saucha / Pureza

La pesadez nos abruma: nos volvemos flojos y lentos como resultado de dietas deficientes y la mente se desconcentra cuando cargamos con mochilas de relaciones anteriores y los lugares de trabajo repletos de trastos inútiles provocan que nos dispersemos. Purificándonos física y mentalmente, nos haremos más ligeros.  Soltando toxinas, energía caducada y negatividad y sustituyéndolas por amor, positividad y gratitud logramos claridad para nuestra esencia. Cuando más luminosos y livianos nos sentimos, más puros  nos volvemos.
Santosha / Satisfacción

Tenemos la tendencia a comparar nuestras vidas con las de los demás y cuando vemos lo que no tenemos nos sobreviene una sensación de carencia. Dejarse llevar por la creencia de que tener algo más nos hará más felices, provoca que persigamos algo fuera de nosotros para sentirnos plenos y así nunca estaremos satisfechos con lo que nos ha tocado. Cuando buscamos a un compañero o compañera que nos haga sentir plenos(as), estamos poniendo nuestro estado emocional en manos de otros(as), lo que nos hace impotentes. Cuando hacemos algo en el momento presente para cumplir una expectativa en otro momento futuro, por ejemplo cuando hacemos ejercicio para parecernos a un modelo de revista y no lo hacemos por el puro placer del ejercicio físico, estamos dejando escapar la satisfacción. Cuando nos centramos en lo que sí tenemos nos situamos en un espacio de gratitud repleto de calma y satisfacción.  La satisfacción se enamora de tu vida.


Tapas / Auto-Disciplina

Tapas es nuestro esfuerzo constante para llegar a ser la mejor versión de nosotros mismos. Practicamos Tapas al presentarnos ante nuestras esterillas para practicar intencionadamente los asanas. Ante los retos, siempre podemos elegir abrirnos en canal o rompernos. No podemos evitar los obstáculos en la vida, pero podemos prepararnos para manejarlos a través de nuestra práctica diaria.  Al cultivar nuestra habilidad para respirar en situaciones desagradables, y a través de las pequeñas elecciones que hacemos diariamente, nos abrimos a nuevas posibilidades.


Svadhyaya / Auto-Estudio

Si tenemos el valor suficiente de buscar el origen de nuestra desarmonía en nosotros mismos, nos haremos más libres y más cerca de nuestra verdadera esencia. En mi caso esto significó dejar atrás los «debería», «tengo que»·, «debo» y » mal y bien».  Después sustituirlo con capacitación positiva, tal como «Yo elijo». Es preciso que tengamos los ojos y los corazones bien abiertos para poder detectar todas las señales de armonía y desarmonía que experimentamos. Mira sin ningún miedo a la plenitud de emociones en tu interior. Svadhyaya es el acto de presenciar tu ser interior y conocer tu verdadero yo. La meditación es un aspecto importante del auto estudio. Cultiva el poder de tu testimonio a través de la observación de todas tus acciones y pensamientos, tal como si estuvieras mirando la puesta de sol.

Cuando gente positiva participa en el retiro la práctica de estos principios de Yamas y Niyamas es más fácil. El estar en parajes paradisíacos aparta a los participantes de sus distracciones habituales y les transporta a un lugar en el que pueden presenciar sus pensamientos y reconocer viejos patrones.  El yoga, la medicación, el baile, el surf, las caminatas y la inmersión en la naturaleza, rodeados de gente inspiradora, haz que los participantes estén apasionadamente presentes en sus vidas.

En un Retiro Yoga Exhale, fui testigo como en solo una semana de práctica de Yamas y Niyamas los participantes empezaron a cambiar sus perspectivas hacía otras más positivas y efectivas.  Se marchan concienciados que son capaces de elegir sentirse en cualquier momento en el paraíso, independientemente de lo que está pasando a su alrededor.  Se acabó el empujar en la vida, ahora la disfrutan mientras bailan.

No siempre podemos elegir la música que nos brinda la vida, pero sí podemos elegir cómo la bailamos.

Si has perdido el ritmo y quieres poner más pasión en tu vida, contacta con  contact@exhaleyogaretreats.com  y  apúntate a una de las vivencias que mejorará tu vida.

CUÁL
ES MI
PRÁCTICA?

Mi práctica es constante, sin interrupción, y me dedico una hora todos los días para practicar lo que nutre mi alma. Para utilizar prácticas distintas en momentos distintos. A veces practico yoga vinyasa para sentirme en harmonía y otras veces prefiero la quietud que me da la práctica del yin yoga para adentrarme más profundamente en mi interior. La práctica de yoga me ha dado la oportunidad de evolucionar con más naturalidad a partir de todas las experiencias vitales que he tenido.

High Lunge Nica

Rachel Wainwright

Rachel Wainwright cree firmemente en el poder transformativo del yoga. El yoga le ha dado las herramientas para manejar las dificultades inevitables de la vida, con aceptación, apertura, confianza y AMOR. Rachel cree que el movimiento consciente hacia la música motivacional puede ayudar a redirigir tu perspectiva hacia una perspectiva más positiva y elevar tu vibración a una frecuencia más alta. Cree que con esta práctica atraerás a una vida mas sana, feliz y plena. Rachel te guía para que te mueves desde el interior hacía fuera, lo que te permite escuchar tus sensaciones y oír tu inteligencia interna. Te inspira de una manera divertida a ser aventurero y a tener una experiencia íntima en la que conectes con tu yo verdadero, natural y auténtico. Combina el baile, pilates e yoga para crear flujos fluidos creativos que fortalecen el cuerpo,  dan poder a la mente y  levantan el espíritu.

.